Patologías oculares

Conjuntivitis

Es la inflamación de la capa conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular. Según su causa, se clasifican en bacterianas, víricas y alérgicas.

Queratocono

Consiste en el abombamiento de la córnea que lleva consigo visión borrosa y se trata habitualmente con lentes de contacto especiales.

Retinopatía diabética

Es una complicación ocular de la diabetes que está causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. El daño de los vasos sanguíneos de la retina puede tener como resultado que estos sufran una fuga de fluido o sangre. Si la enfermedad avanza se forman nuevos vasos sanguíneos y prolifera el tejido fibroso en la retina, lo que tiene como consecuencia que la visión se deteriore, pues la imagen enviada al cerebro se hace borrosa.

Pterigium

Se trata de una anomalía ocular muy frecuente. Se conoce como “uña” o “palmera” aunque su nombre técnico es pterigion o pterigium. El pterigium lo vemos como una especie de “invasión”. La conjuntiva invade la córnea, es una punta de tejido conjuntival que avanza y crece desde la parte exterior de la córnea hacia el centro.

Cataratas

Es la opacificación o enturbiamiento de alguna zona del cristalino. El cristalino es la lente ocular que permite el correcto enfoque de la luz que penetra en el ojo sobre la retina.

Degeneración macular asociada a la edad(DMAE)

El daño que la degeneración macular produce se sitúa en el área central de la retina (la mácula) preservando la retina periférica. Por esta razón, sólo aquello a lo que el paciente mira aparecerá borroso pero, se conservará la capacidad de deambulación y de evitar obstáculos que puedan aparecer en el camino.

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular caracterizada frecuentemente por hipertensión ocular y afectación del nervio óptico. Es una de las principales causas de ceguera en personas mayores de 40 años. Tiene un componente hereditario.